¿Qué puedo hacer yo?

¿Qué puedo hacer yo?

Has llegado hasta aquí. Probablemente tienes una idea más o menos clara de qué es el Frente Cívico y ahora reflexionas: de acuerdo, pero exactamente… ¿qué puedo hacer yo?

Lo primero y quizá más importante: seguir haciéndote esa pregunta a menudo. Queda un largo camino por delante, pero el mayor obstáculo con el que nos enfrentamos está al principio del recorrido: nuestra propia pasividad.

La mayoría de nosotros está acostumbrada a no ir más allá de la reflexión momentánea, de un malestar, una queja y una sensación de fatalidad: “Esto no tiene remedio”. Muchos, especialmente durante los últimos meses, hemos ido un paso más allá participando en diversas movilizaciones, manifestando nuestro descontento… para constatar que las manifestaciones son, hoy en día y por desgracia, una expresión con poca repercusión práctica. ¿Qué queda, entonces?

Para empezar: liberarse de ese lastre de fatalismo. Sí, se puede cambiar la realidad. Somos una inmensa mayoría de voluntades deseando hacerlo. Tenemos un potencial incuestionable. Lo que necesitamos es ponerlo en marcha, coordinarlo y dirigirlo adecuadamente. Partiendo de este postulado, y respondiendo a la pregunta que da título a este texto:

  1. Mantén tu mente despierta: infórmate, lee, reflexiona sobre los problemas que nos rodean. Es fundamental desarrollar una visión crítica sobre la realidad si es que aspiramos a cambiarla. Libros, Internet, medios de comunicación alternativos, charlas, debates… Existen infinidad de recursos a tu alcance.
  2. Ponte en movimiento: la contemplación no va a resolver nuestros problemas. Hay que dar un paso al frente y ponerse a trabajar. Nadie va a hacerlo por nosotros. Nadie va a hacerlo por ti. Si aún estás titubeando en este punto, permite que te diga algo: tu falta de movimiento nos está condenando a todos. Tú eres el cambio que estabas esperando.
  3. Organízate: cuando la tarea es tan amplia, ponerse a trabajar aisladamente no da resultado. Busca a otras personas, colectivos, asociaciones con inquietudes y planteamientos comunes a los tuyos. Hay muchas propuestas interesantes, necesarias, y es fundamental sumar voluntades. Si estás de acuerdo con la propuesta de Frente Cívico, te invitamos al siguiente punto.
  4. Únete: esto es básico. El motor que nos permitirá ser un referente de poder ciudadano, con peso específico en la balanza de poderes, es nuestra condición de mayoría. Y esto debe reflejarse de algún modo. Actualmente, el censo de personas inscritas formalmente se lleva desde el Colectivo Prometeo, alma máter de FCSM. Desde esta web puedes rellenar el formulario con los datos para inscribirte oficialmente: desde el momento en que lo hagas podrás participar en el Foro, espacio virtual de la Asamblea provincial de Zaragoza. La inscripción mediante este formulario no es requisito imprescindible para participar en Frente Cívico, pero su utilización ayuda a valorar en cada momento el crecimiento de la plataforma, y permite una mejor organización.
  5. Participa.Una vez formes parte de la asamblea, tu hombro será necesario y bien recibido:
    1. Mantente en contacto y al tanto de las novedades, las convocatorias y el desarrollo de tu asamblea y del Frente Cívico. En nuestro caso, podrás hacerlo fácilmente desde esta misma web: iremos publicando regularmente información relevante. La asistencia presencial a las asambleas no es imprescindible, aunque sí importante y muy enriquecedora. Y recuerda que dispones de un espacio aquí mismo que representa tu asamblea: el Foro. Es interesante seguirlo, tanto si piensas asistir personalmente a las reuniones como si no.
    2. Participa en la elaboración del programa: una de las tareas fundamentales de la asamblea es el debate y la concreción de los puntos del programa. Tus opiniones, tus propuestas y tu voto constituyen la vía más directa para ayudar a construir ese programa.
    3. Y si quieres contribuir aún más, perfecto. A medida que crezcamos se irán constituyendo grupos de trabajo especializados en determinadas áreas: desde la elaboración de propuestas específicas en materia económica y legal hasta la redacción de documentos escritos, el diseño gráfico, la difusión del FCSM, la administración de los medios informáticos… Tus conocimientos, habilidades y predisposición pueden ser una buena guía en este sentido.
  6. Difunde. Para organizarnos y coordinarnos como la mayoría que somos, es fundamental dar a conocer esta iniciativa. La difusión es, junto a la elaboración del programa, el verdadero motor del Frente Cívico y por tanto precisa del mayor empeño. Necesitamos crecer mucho para poder enfrentarnos a los poderes cuyos intereses, de modo ya patente, se oponen al nuestro: al de la mayoría. Por tanto, toda labor de difusión es vital. También la que puedas llevar a cabo desde tu propio espacio: hacer el FCSM visible en tus redes sociales o invitar a las personas que te rodean a conocerlo puede parecer una modesta aportación. Pero deja de serlo cuando se multiplica por cada uno de los miembros del Frente Cívico. Y aún es mayor a medida que los nuevos miembros hacen lo propio. Tu impulso tiene la facultad de transmitir movimiento a lo que te rodea.

(Redacción texto: FCSM Asamblea por Pontevedra)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s