RENTA BÁSICA Y EDUCACIÓN

 

  • Recientemente, se ha publicado por algún medio de información que en el pasado año 2015, el gasto público en colegios concertados alcanzó una cifra record y superó las cifras que tenía antes de la crisis y sin embargo, en ese mismo año, la enseñanza pública siguió sufriendo recortes y recibió 7.200 millones de euros menos que en el 2009, año en el que empezaron los recortes.
  • Por otro lado, también se ha publicado que España es el país con mayor tasa de abandono escolar en la UE y en el que el paro juvenil supera el 40%.

  • La crisis y las medidas de austeridad impuestas en nuestro país han provocado un empobrecimiento real de la población, debido principalmente a la falta de empleo de calidad que proporcione suficientes horas de trabajo remuneradas y unos ingresos adecuados, consolidándose cada día más este concepto nuevo que acuñó Guy Standing: El precariado.
  • Todo esto está relacionado entre sí, porque cada vez se escucha más a los jóvenes preguntarse para qué estudiar si no les va a garantizar poder hacer un proyecto de vida. Si a esto añadimos la tecnificación de infinidad de trabajos que hoy son realizados por personas, nos daremos cuenta que el trabajo remunerado que quede deberá ser distribuido y difícilmente, los ingresos obtenidos permitirán vivir, salvo los de muy alta cualificación.
  • Pero esto no debemos tomarlo como una amenaza, sino por el contrario, debemos considerarlo como una oportunidad. Indiscutiblemente, el modelo neoliberal actual ha demostrado que no tiene la capacidad ni la intención de solucionar este problema, más al contrario, su única alternativa es seguir con su acumulación de riqueza de unos cuántos en detrimento de las clases menos favorecidas, que verán aumentar su pobreza.

“Estar bien informado, estar bien formado, estar alimentado todos los días, tener un techo bajo el que vivir y una ropa que ponerse. Solo si tiene estas necesidades elementales satisfechas, podrá pensar que es libre.”

  • Los que creemos que existe una alternativa a este modelo neoliberal, apostamos por una solución que está basada en dos conceptos inseparables: Libertad y Educación.
  • Libertad como autogestión, sin ningún tipo de opresiones, en el sentido de asumir que se tiene la conciencia libre, es decir, que el individuo puede decidir si tiene todos los elementos para formular su decisión: Estar bien informado, estar bien formado, estar alimentado todos los días, tener un techo bajo el que vivir y una ropa que ponerse. Solo si tiene estas necesidades elementales satisfechas, podrá pensar que es libre.
  • Para garantizar estos elementos, necesitamos un nuevo contrato social que garantice los cuatro pilares básicos que deberían ser considerados como derechos inalienables:
    1. Sistema educativo público.
    2. Sistema sanitario público.
    3. Vivienda digna.
    4. Renta Básica Incondicional.
  • Algunos detractores, tanto de la derecha como de la izquierda, cuestionan alguno de estos derechos, pero su garantía pone suelo a la pobreza y a partir de ahí corresponsabiliza a los miembros de la sociedad a aportar sus capacidades intelectuales, artísticas o científicas.
  • Y de ahí viene el segundo concepto que es la Educación. Todo esto nos obliga adaptar los sistemas educativos en la línea de transmitir a los estudiantes, nuevos valores cívicos basados en las ideas de cooperación en vez de competitividad, conciencia ecológica en vez de consumo desenfrenado, utilización solidaria del mayor tiempo libre que dispondrán en el futuro, además de potenciar sus propias capacidades que necesitarán para ejercer su propio empoderamiento y su aportación al colectivo en esta nueva sociedad.

     

Anuncios

CAMPAÑA POR EL CUMPLIMIENTO DE…” LA CARTA SOCIAL EUROPEA”

 

  • En el Frente Cívico  “Somos Mayoría” somos partidarios de la Renta Básica Universal, Incondicional, Individual y Suficiente para vivir con dignidad y poder participar en condiciones de igualdad en la vida social y política. Es decir, estamos por una Renta Básica por encima del umbral de pobreza, que nos garantice a todas la vida, la existencia material. Sabemos que esto es factible y que es una simple cuestión de prioridades políticas, es decir, de poner la vida de las personas en el centro y por delante de cualquier otra consideración o interés.
  • Siendo así las cosas y que nuestro planteamiento es radical y rotundo, a algunos les llama la atención y hasta nos han criticado que nos estemos volcando en la realización de una Campaña por el Cumplimiento de la Carta Social Europea, una carta de derechos suscrita por España ya en los años ochenta del pasado siglo y donde se reconoce que “todas las personas tienen derecho a una prestación económica en caso de necesidad”. Una definición que cabría considerar insuficiente desde el punto de vista de la Renta Básica Incondicional. Sin embargo, nosotras pensamos que va a ser complicado que podamos conquistar derechos nuevos si no hacemos que se cumplan los que ya tenemos reconocidos.
  • Las Rentas Mínimas de Inserción (Autonómicas)condicionadas acarrean muchos problemas que serían netamente superados con la implantación de la RBI, entre ellos la humillante estigmatización del perceptor, obligado a demostrar que es pobre, y sin contar una cierta culpabilización de la persona que se ve en la necesidad de recurrir a ellas, a la que de alguna forma se le está recriminando su incapacidad para obtener una renta con su propio esfuerzo. Lo peor del caso es que son vistas como una forma de caridad o un salario de pobres, y más grave aún es que estas prestaciones son rotundamente insuficientes.

  • “Lo primero que nos está diciendo la Carta Social es que no estamos hablando de caridad o de ayudas graciables, sino de derechos”.

  • Sabemos que la Renta Básica Incondicional es una solución más avanzada pero esto no nos debe impedir esta exigencia de que se cumpla lo que ya está comprometido.La base de nuestra campaña es que España tiene firmada la Carta desde 1980. Según la Constitución, los tratados internacionales que se firman son de obligado traslado a la legislación y de obligado cumplimiento. En 2014, el Comité Europeo de Derechos Sociales, organismo encargado de velar por el cumplimiento de la Carta, le hace un requerimiento al estado español muy concreto. Le dice que la Carta no se está cumpliendo en lo que se refiere a las rentas mínimas y otras prestaciones, le dice que las rentas mínimas son insuficientes porque están por debajo del umbral de la pobreza y le dice además que ciertas condiciones no son de recibo, que las prestaciones deben durar mientras dure la necesidad, que no debe existir un límite de edad ni un requerimiento de censo. Observamos, además, que existen precedentes jurídicos en los que algunos jueces ya se han pronunciado a favor del demandante argumentando con la Carta Social.
  • Lo más fundamental de esta interpretación de la Carta es señalar que ninguna ayuda o prestación puede estar situada por debajo del umbral de la pobreza. Coloca un listón debajo del cuál no se puede estar y esto abarca no sólo al sistema de rentas mínimas (que es donde se menciona de manera explícita) sino a todas las restantes prestaciones o subsidios, que dice que son claramente insuficientes: prestaciones por desempleo, pensiones contributivas o no contributivas, prestaciones por hijo a cargo, mayores de 55, etc., y, por supuesto, también se reconoce de paso que nadie puede estar sin nada.
  • Tiene que ver también con el hecho de que cualquier proyecto de ley que se elabore (ahora mismo se está discutiendo uno a nivel de la Comunidad Valenciana y está además la ILP de los Sindicatos CC.OO y UGT sobre una renta mínima ( de 420,00 eur.)…para los desempleados que se va a debatir en el parlamento en los próximos meses) si pretenden cumplir la Carta Social ambas deberían elevar las cuantías al umbral de pobreza, actualmente calculado en 663,41  euros. Y tiene que ver, finalmente, con nuestra reivindicación de la Renta Básica, porque ha de ser una característica esencial de la misma el que sea suficiente, y si ya está establecido ese listón de suficiencia, pues eso que tendremos avanzado.

  • España no tiene todavía firmado el protocolo de reclamaciones colectivas. Esto nos obliga a reclamar el cumplimiento de la Carta mediante un procedimiento bastante engorroso: las personas que consideren que se están vulnerando sus derechos, deben efectuar primero reclamaciones administrativas ante la instancia correspondiente, puede tratarse del SEPE, en el caso de una prestación por desempleo, de la Comunidad Autónoma, si se trata de una renta mínima, etc. Luego del silencio administrativo o la respuesta negativa, hay que proseguir, pedir el abogado de oficio (justicia gratuita por estar por debajo del umbral de pobreza) y entablar el procedimiento jurídico.
  • Los objetivos de la campaña son varios; uno de ellos y quizá el más complicado tiene que ver con el empoderamiento de las personas que tienen vulnerado su derecho (las personas en esta situación suelen tener dañada la autoestima).Les estamos animando a realizar reclamaciones individuales y a seguir todas las instancias hasta que se les reconocozca su derecho. De este modo intentamos poner en jaque a todo el sistema de protección social existente, poniendo en evidencia el sinfín de condicionalidades, y además marcar el umbral de la pobreza como una barrera ya no sólo psicológica sino jurídica debajo de la cual no se puede estar: #Nadie por debajo del umbral de pobreza es uno de los lemas principales de la campaña.
  • Pero el objetivo es fundamentalmente político y es conseguir cambiar las leyes; estamos incidiendo sobre los “Ayuntamientos del cambio” para que se presenten mociones exigiendo el cumplimiento de la Carta Social y que se plantee la Renta Básica en el parlamento. En Zaragoza fué presentada Moción de Apoyo este mes pasado y aprobada por mayoría   (ZeC, Psoe, Cha, C,s  a favor y abstención del PP). En el Congreso se ha registrado ya hace unos meses una propuesta para su “Cumplimiento” por parte del Grupo Parlamentario “UNIDOS PODEMOS”. 
  • Luchando por nuestros Derechos, por que se “cumpla y aplique”… lo que ordena Europa (no solo a la hora de aplicar recortes, subidas de iva e impuestos como manda Europa) en cuanto a Prestaciones, Ayudas , Subsidios, Pensiones etc. y con la vista puesta en un futuro con una RENTA BÁSICA UNIVERSAL, INCONDICIONAL, INDIVIDUAL Y SUFICIENTE.

 

 

Frente Cívico “Somos Mayoría” Asamblea Zaragoza es miembro colaborador de la Plataforma Estatal  “MAREA BÁSICA CONTRA EL PARO Y LA PRECARIEDAD”